Cómo conseguir trabajo de auxiliar de vuelo

0
1030

¿Te imaginas paseando por las terminales de los aeropuertos más importantes del mundo con un pase VIP, viajar a cualquier parte del mundo y además cobrar por ello? Pues sigue leyendo y descubre cómo conseguir trabajo de auxiliar o azafata de vuelo.

Las azafatas de vuelo (también conocidas y conocidos como auxiliares de vuelo) llevan una vida de glamour conociendo multitud de gente y lugares. Con una sonrisa siempre en los labios, estos profesionales del aire hacen de nuestro viaje una brisa. Los auxiliares de vuelo son los encargados de velar por nuestra seguridad y atender nuestras demandas. Son además los ojos del piloto en la cabina de pasajeros.

Pero no es oro todo lo que reluce. Estos ángeles del cielo suelen dormir poco, trabajan largas jornadas y están siempre de guardia. Lo suyo es, sin duda, verdadera vocación. Si siempre has soñado con ser azafata de vuelo y no sabes que tienes que hacer o qué pasos seguir, Skyscanner ha preparado para ti una guía práctica con todo lo que necesitas saber para empezar tu carrera en el aire.

Información previa

Si quieres ser azafata de vuelo tendrás que saber cuáles van a ser tus funciones en el aire. Las azafatas de vuelo o los auxiliares de vuelo no sólo son los encargados de atender a los pasajeros o servir bebidas. Entre sus tareas más importantes está la de velar por la seguridad de los viajeros. Son los responsables de chequear el material de emergencia (puertas, luces, escaleras, maleteros, rampas y cinturones de seguridad), comprobar periódicamente los lavabos para prevenir incendios y cerciorarse de que el pasaje sigue las indicaciones de seguridad.

Condiciones físicas

Para ser azafata de vuelo tienes que cumplir unos requisitos mínimos. No hace falta que seas una top model para trabajar de azafata. Pero este trabajo exige buena presencia y una imagen personal cuidada e impoluta. Nada de piercings ni tatuajes visibles. Tampoco gustan demasiado los tintes de colores llamativos. Muchas compañías aéreas demandan además que tengas una determinada estatura. Así que, si mides menos de un metro sesenta, lo tendrás difícil para trabajar como azafata de vuelo. La edad también es un factor. Tienes que ser mayor de edad. La horquilla se mueve entre los 21 y los 32 sin experiencia previa y hasta 35 años con experiencia. El peso también puede ser un obstáculo.

Buena salud

Para ser azafata de vuelo tienes que estar más sano que una manzana. Y para demostrarlo tendrás que aportar un certificado médico clase 2 que cuesta unos 100 euros, dependiendo del centro autorizado al que acudas. Allí te medirán la vista, el oído, te pedirán una prueba de orina y sangre y te harán un electrocardiograma. Si tienes más de 3 dioptrías, no conseguirás pasar esta fase del proceso.

Educación

Si quieres volar por los aires como auxiliar de vuelo, antes tendrás que haber aprobado el bachillerato. Algunas compañías aéreas también valoran positivamente tener un título universitario, especialmente en el campo de la Comunicación y las Relaciones Públicas. Los idiomas también son un plus a la hora de aplicar para ser azafata de vuelo. Un buen nivel de inglés hablado y escrito te abrirá las puertas del cielo, literalmente. Si además dominas otro idioma como el ruso o el alemán, no dudes en ponerlo en el currículum. Esta clase de conocimientos se valoran y mucho en el proceso de selección de personal.

Experiencia profesional previa

Si quieres que una compañía tenga en cuenta tu candidatura, es muy recomendable adquirir antes algún tipo de experiencia en atención al cliente. Cualquier trabajo que acredite tu competencia para tratar con el público será un plus en tu currículum.

Estar más limpio que una patena

Y no solo de imagen personal vive el azafato. Para poder trabajar en una compañía aérea, es indispensable que tu ficha judicial esté impoluta. Así que ve solicitando el certificado de antecedentes penales… Lo vas a necesitar.

Carné de conducir

Es muy recomendable tener carné de conducir y vehículo propio para ser azafata de vuelo. Las compañías no te lo exigen, aunque te será muy útil. Ten en cuenta que habrá muchos días que tengas que estar a las 4 de la mañana en el aeropuerto. Si no quieres dejarte el sueldo en taxis, conducir será tu única opción.

Saber nadar

Y no vale solo con flotar en el agua. Tienes que saber nadar y muy bien. Para ser azafata, tendrás que pasar varias pruebas en aguas confinadas y demostrar tu destreza como nadador. Unas involucrarán balsas salvavidas, otras remolque de personas y alguna habrá con bengalas. Así que empieza a hacer largos en la piscina de tu gimnasio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here